Cómo sentirse cómodo con los fracasos

  • por

A nadie le gustan los fracasos; cualquiera que diga que hay que «celebrarlos» habrá experimentado sus propias decepciones. Sin embargo, hay razones de peso para, al menos, sentirse cómodo con la idea del fracaso.

El lado bueno de los fracasos

1. Aprender de los errores

Este es probablemente el beneficio más comúnmente expresado del fracaso: el aprendizaje que se obtiene al fracasar. Aunque puede ser una experiencia dolorosa en el momento, y probablemente desearás no haber cometido el error, es ciertamente cierto que se aprende mucho de los errores que se cometen.

2. Aumentar la disposición a asumir riesgos

Asumir riesgos es una parte inherente al hecho de convertirse en empresario. Si bien es importante ser inteligente a la hora de asumir riesgos, por ejemplo, tratando de poner a prueba las suposiciones y minimizando los riesgos innecesarios siempre que sea posible, habrá momentos en los que tendrá que tomar decisiones bajo la incertidumbre. Sentirse cómodo con los fracasos ayuda a evitar la tendencia a postergar las decisiones difíciles.

3. Le permite continuar rápidamente

Tan importante como estar dispuesto a asumir riesgos es ser capaz de reconocer rápidamente los errores y superar los «minifracasos». Sentirse cómodo con los fracasos facilita la identificación de las direcciones fallidas, lo que ayuda a ajustar el rumbo, en lugar de continuar por el mismo camino con la esperanza de que las condiciones mejoren. Estar dispuesto a reconocer rápidamente los pasos en falso es una habilidad importante para evitar grandes fracasos.

4. Mantenerse positivo

El último beneficio de sentirse cómodo con los fracasos es mantenerse positivo a pesar de los inevitables contratiempos que se encontrarán. Si cada contratiempo se toma como algo personal, como un golpe a su confianza, convertirse en empresario puede convertirse rápidamente en un esfuerzo desmoralizador. Sentirse cómodo con los fracasos puede ayudarle a evitar quedarse atrapado en cada error.

Cómo sentirse cómodo con el fracaso

Reconocer que el fracaso no es del todo malo y sentirse cómodo con él son dos cosas diferentes. Dicho esto, cuanto más pueda reconocer que el fracaso no es del todo malo, más fácil le resultará aceptar los fracasos inevitables.

Otro enfoque que te ayudará a sentirte cómodo con los fracasos es reconocer que si tienes que tomar decenas o cientos de decisiones cada día, inevitablemente algunas de ellas no funcionarán. En lugar de ser una debilidad, los fracasos son un componente inevitable de tener que tomar decisiones. Cuantas más decisiones tomes, más cosas no funcionarán como se esperaba.

Related Articles

Por qué fracasan tantas startups

Este artículo explora algunas de las principales razones por las que las empresas emergentes fracasan, con consejos que le ayudarán a evitar algunas trampas comunes en su propio negocio

Dimensionar su oportunidad de mercado

En este artículo se describen los enfoques para determinar el tamaño de su mercado, cómo justificar su estimación y la importancia del tamaño de la comercialización.

Cómo sentirse cómodo con los fracasos

A nadie le gustan los fracasos; cualquiera que diga que hay que «celebrarlos» habrá experimentado sus propias decepciones. Sin embargo, hay razones de peso para, al menos, sentirse cómodo con la idea del fracaso.

Etiquetas: